Blog de la Asociación Cultural Amigos de la Dehesa de la Villa
Obra registrada - Licencia de uso


19 - Gorrión común - Conoce las aves de la Dehesa de la Villa

30 de septiembre de 2016

Serie Conoce las aves de la Dehesa de la Villa.

Gorrión común (Passer domesticus).
Pepe y Gonzalo Monedero

El gorrión común, reconocido como ave del año 2016 por la Sociedad Española de Ornitología (Seo Birdlife), es una de las especies de gorrión que se pueden observar durante todo el año en la Dehesa de la Villa.

A pesar de ser una especie muy abundante, sedentaria y muy extendida por todo el planeta, en la actualidad, sus poblaciones se encuentran en retroceso e incluso en algunas zonas de Europa, como Reino Unido, sus poblaciones han descendido significativamente, estimándose una pérdida de 5 millones de parejas reproductoras durante las últimas tres décadas. En España, las poblaciones se han reducido aproximadamente un 11% de media desde 1998, siendo más notable en las poblaciones de la mitad norte peninsular. Existen diversos factores que intentan explicar las causas de su descenso poblacional, siendo entre otros: la intensificación agraria, el aumento del uso de pesticidas en zonas cercanas a los núcleos urbanos rurales, eliminación de puntos de nidificación, éxodo rural o la contaminación.

Habitual en parques, fuentes o terrazas de grandes urbes, el gorrión común, de carácter confiado, convive con el ser humano desde hace siglos y gracias a ello se ha extendido a lugares donde no existía de forma natural. Diversos estudios destacan los beneficios de su presencia en nuestras sociedades: ayudan a controlar plagas, dispersan semillas y son un excelente indicador de nuestra calidad ambiental.

De tamaño pequeño pero robusto, posee un pico fuerte y un plumaje dominado por tonos pardos en la zona dorsal y grisáceo en el pecho y vientre. Los machos presentan el píleo de color gris, un pico negro y un babero oscuro, siendo más extenso en la época reproductiva, mientras que las hembras tienen el píleo marrón, presentan una línea clara tras el ojo, no tienen babero y el color del pico es gris. Los jóvenes son iguales que las hembras en apariencia y hasta que no alcanzan el plumaje de adulto, no se pueden diferencia entre hembras y machos.

Gorrión macho.
(Foto: J. Monedero, 2015)

Gorrión hembra.
(Foto: J. Monedero, 2015)

Poco exigente en cuanto a la alimentación se refiere, es prácticamente omnívoro, alimentándose de todo topo de semillas, frutas, bayas, insectos y desperdicios de comida en zonas urbanas. Es un ave muy versátil que adopta estrategias diversas para conseguir alimento, se los puede ver cazando insectos en el aire como hacen otras especies insectívoras, buscando comida en las grietas de la corteza de los árboles como hacen algunas especies de picos, o aprovechando los restos de comida que dejan los humanos, son algunos ejemplos de la capacidad de esta especie para adaptarse al entorno.

Su periodo reproductor se encuentra comprendido entre los meses de abril y agosto, aunque en ocasiones es común que comience antes, sobre todo en años con inviernos de temperaturas más suaves. El nido, elaborado con hierbas, paja, finas ramitas, plumas, pelo, material textil e incluso plástico, consiste en una descuidada y cerrada estructura dispuesta en huecos o grietas de edificaciones, techados, farolas, etc., y en ocasiones en el interior de nidos de rapaces o cigüeñas. Ambos sexos se encargan de la incubación de los huevos y cada pareja suele realizar de dos a tres puestas anuales.

Habita en todo tipo de ambientes humanizados, aunque prefiere zonas rurales o urbanas próximas a terrenos agrícolas y áreas abiertas. Es un ave que tradicionalmente ha estado ligada a los asentamientos humanos, ya sea en zonas rurales o en grandes ciudades, siendo una de las aves que mejor se adaptó a la presencia humana, y ha sabido aprovechar las ventajas que le proporcionan los medios humanizados.

Debido a esta cercanía con el ser humano y a que se le puede ver prácticamente en cualquier asentamiento humano, existen multitud de cuentos, dichos, refranes, adivinanzas, etc. relacionados con esta especie. Entre los nombres que se dan al gorrión en algunas zonas de España están: gurriato, gurripato, pardal. En alguna zonas el decirle a alguien “eres un gorrión“, alude a que es una persona pícara, similar a que es un pillín. Algunos dichos y refranes:
- "No por miedo a los gorriones hay que dejar de sembrar cañamones"
- "Todos los pájaros comen trigo y la culpa para el gorrión"
- "Dos gorriones en una espiga hacen mala miga"
...

Serie Conoce las aves de la Dehesa de la Villa:
1 - Papamoscas cerrojillo
2 - Curruca capirotada
3 - Petirrojo europeo
4 - Lavandera blanca
5 - Mosquitero común
6 - Reyezuelo listado
7 - Golondrina común
8 - Vencejo común
9 - Pito Real
10 - Mochuelo europeo
11 - Cotorra argentina
12 - Mito
13 - Colirrojo tizón
14 - Verdecillo
15 - Mirlo común
16 - Carbonero garrapinos
17 - Herrerillo capuchino
18 - Paloma torcaz
19 - Gorrión común

6 comentarios:

La Luz del Monte dijo...

Maravilloso e interesante pájaro que nos acompaña por las calles del barrio, y en los paseos por el parque. Tenemos que cuidar un poco más de El...
Enhorabuena por el artículo.
Un saludo.

Amigos de la Dehesa dijo...

Efectivamente, La Luz del Monte, los gorriones, de tan acostumbrados como estamos a su presencia, son escasamente apreciados por la mayoría. Y hay que cuidarlos porque están seriamente amenazados. Muchas gracias por tu visita y el comentario.

Anónimo dijo...

Echo de menos a la Abubilla, que alguna he visto en la Dehesa.

Un saludo

Amigos de la Dehesa dijo...

Todo se andará. En algún momento haremos un artículo sobre la abubilla, ave que, como comentas puede verse en la Dehesa. De hecho aparece en uno de los primeros artículos del blog, incluida una foto:
http://amigosdehesa.blogspot.com.es/2010/07/las-aves-en-la-dehesa-de-la-villa.html

JOSE LUIS dijo...

Por si fuera interesante para ustedes o sus lectores, tengo publicado yofrenoelcambioclimatico.blogspot.com (MENOS es MEJOR) y http://plantararboles.blogspot.com, un manual para reforestar, casi sobre la marcha, sembrando las semillas que producen los árboles autóctonos de nuestra región.
Salud, José Luis Sáez Sáez

Amigos de la Dehesa dijo...

Muchas gracias, José Luis, por la visita y el comentario. Queden, pues, aquí los dos enlaces para que cualquier lector que lo desee pueda consultarlos.

Publicar un comentario